Blog " EL ECO SINDICAL " - FeSP UGT Andalucía
UNA MARCHA HISTÓRICA

La noticia que debería estar en todos los medios es..

UNA MARCHA HISTÓRICA

 

La noticia que debería estar en todos los medios es que los jubilados y pensionistas de este país se han rebelado, han abandonado la resignación con la que hasta ahora han soportado el maltrato del que han sido objeto sin precedentes por este Gobierno y han dicho ¡Basta ya!

En una marcha que es histórica, nunca antes los pensionistas de este país tuvieron necesidad de echarse a carreteras y caminos para defender sus derechos.

Porque no es verdad lo que dice el Gobierno, que los pensionistas han ganado dinero en los últimos años. Hay que decirlo claro en todos los pueblos y ciudades por donde pasa esta marcha: las pensiones en España no dan para vivir a todos los pensionistas y jubilados.

La mitad de los pensionistas, 4,8 millones de los 9,4 millones existentes, perciben una pensión por debajo de 700€, lo que sitúa a esa mitad de los pensionistas de nuestro país por debajo o en el umbral de la pobreza.

La pensión más habitual percibida por un pensionista de nuestro país es de 645€, y esa pensión queda lejos de la pensión media, de 920€, que refleja solo la media entre la máxima y la mínima. Esa es la verdad y hay que decirla a todos y en todos los rincones de nuestro país.

Es una marcha necesaria, porque nuestros mayores están dando ejemplo de compromiso social una vez más, luchando por el futuro de las pensiones.

Y más allá de los discursos demagógicos del Gobierno, donde se nos repite que las pensiones están garantizadas, están las voces de los pensionistas en lucha, que hartos, responden: “¿pero qué pensión?”. Esa es la clave: el recorte en el gasto en pensiones que el Gobierno decidió en 2013, en una reforma unilateral e impuesta, fuera del Pacto de Toledo y que hace que España sea el único país del entorno europeo que recurre al recorte de las pensiones para equilibrar el presupuesto.

Hay que derogar esa reforma, es insostenible e insoportable y el Gobierno lo sabe. UGT y todos los sindicatos y grupos políticos en el pacto de Toledo y en el Congreso hemos pedido la derogación, pero el Gobierno no lo quiere aceptar, no escucha y se resiste.

Pero ahora tiene que escuchar la voz de los pensionistas a través de estas marchas que durante 10 días y desde 5 puntos diferentes (Asturias, Aragón, Galicia, País valenciano y Andalucía) han confluido el día 9 en una gran manifestación en Madrid. 

 

UGT denuncia que el Gobierno no solo;

  • Ha criminalizado a los pensionistas, en términos de gasto, sino que
  • Ha puesto en grave riesgo el futuro del sistema de pensiones
  • Aniquilando la cotización a la Seguridad Social con su reforma laboral y la devaluación salarial sin precedentes.
  • Ha dilapidado los fondos de la Seguridad social para subvencionar en parte a la patronal.
  • Y en buena parte a sus políticas.

Lo que ha provocado el mayor agujero de la historia de la Seguridad Social.

Y, aun así, cada mes aparece el dato del incremento de gasto en pensiones. UGT reprocha las afirmaciones del Gobierno: “porque cada vez son más, consumen muchos medicamentos, son una carga para el Estado, y que su vida es más longeva”, ¡ya basta!

El Gobierno ha puesto a prueba el aguante de nuestros pensionistas, ya que todas las vías de negociación han sido fallidas:

  • Diálogo social: Los agentes sociales hemos planteado numerosas soluciones al problema del déficit, que han sido ignoradas.
  • Pacto de Toledo: Lleva más de un año funcionando sin que el Gobierno escuche las propuestas de los grupos políticos presentes.
  • Parlamento: El Gobierno ha vetado por motivos económicos las Proposiciones de Ley que le instaban a atender a nuestros jubilados y pensionistas como merecen.

El objetivo principal de los intentos de negociación es respetar el derecho a una pensión digna y suficiente, así como cuidar la calidad de vida de nuestros mayores. Sin embargo el Gobierno hace caso omiso, y nuestros pensionistas y jubilados han tenido que echarse a las carreteras y caminos de nuestro país, para reivindicar su derecho a una vida digna.

UGT reacciona contundentemente con unas marchas ante tal agresión, porque es de justicia con nuestros pensionistas y jubilados que han sido el soporte social de la crisis, sacrificándose y dando cobertura en estos años ahijos en paro o desahuciados y sustentando a los nietos.

Sin embargo, el maltrato del Gobierno a nuestros pensionistas no tiene precedentes, no contento con los recortes, se ha cebado especialmente con este colectivo, imponiéndoles copagos farmacéuticos que obligaron el año pasado a 400.000 pensionistas a abandonar sus tratamientos médicos, o eliminando la tan necesaria cobertura de la dependencia, lo que obliga nuevamente al gasto.

Cada año el Gobierno, recupera 1.000 millones de euros por copago farmacéutico de nuestros pensionistas, mientras que la subida de las pensiones del 0,25% -esos 1,40€ al mes de los que muchos se quejan- les supone mucho menos de esa cantidad, con lo que recupera en copago, costea la subida de las pensiones y aun le sobra. Por contra, debería reconocer el esfuerzo y el papel de amortiguador que han desempeñado durante toda la crisis los pensionistas y lejos de eso, les recorta cada mes la pensión y lo va a hacer durante décadas sino lo paramos, pero no lo vamos a consentir. Por eso estamos en marcha por unas pensiones dignas.

Es el momento de reconocer lo que es la realidad, más alláde las mentiras que nos dice el Gobierno, nuestro país tiene una alarmante situación de pobreza entre la población pensionista, que según reconoce el Gobierno a la Comisión Europea va a agravarse en los próximos años con el progresivo recorte de la cuantía de la pensión.

Las organizaciones sociales tenemos la obligación de preocuparnos y tratar de ofrecer soluciones para el futuro del sistema de pensiones.

 Pero no menos necesario es que ofrezcamos soluciones a la situación actual de esos casi 5 millones de pensionistas por debajo o en el umbral de la pobreza. Por esa obligación moral y por la deuda que la sociedad en su conjunto tiene con nuestros mayores, las organizaciones sindicales debemos reclamar una pensión mínima de 1.000€, del mismo modo que reclamamos un salario mínimo de 1.000€, cifra en la que hemos cuantificado el mínimo de subsistencia. Es de justicia con ellos, como las marchas de su amable rebelión, justas e históricas.

Démosle todo nuestro apoyo, ellos ya lo hicieron antes.

 

 

Mª Carmen Barrera Chamorro

Secretaria de Políticas Sociales,

Empleo y Seguridad Social UGT


Articulos relacionados

Deja un comentario